Mundo de las Sanaciones

Reiki

Huepil Chamánica Reconectiva Sintonización de la luz Shiatsu

El Reiki es un método de curación natural. Se basa en la transmisión de energía universal Divina a través de la imposición de manos. La historia del Reiki tradicional comienza a mediados del siglo XIX, cuando el Dr. Mikao Usui decano de la Universidad de Kyoto Japón, quien también era sacerdote cristiano, daba cátedras sobre teología.
En una de sus clases un estudiante le preguntó acerca de cual era la metodología que usaba Jesús para la curación de los enfermos. Sin una respuesta clara para dar Usui deja su cargo en la universidad y decide investigar los métodos de sanación. Su exploración comenzó en los libros sagrados cristianos y también en los textos del budismo tibetano.

Mikao Usui regresó a Japón e ingresó en un monasterio budista zen en donde se encontraban textos sobre terapias curativas escritos en sánscrito. Allí logró encontrar los símbolos y las técnicas de sanación pero era preciso saber como aplicar este conocimiento. Decide hacer un retiro de veintiún días en el monte Koriyama.
En el amanecer del último de los días de meditación, recibe un rayo dorado en su tercer ojo, pierde el conocimiento y cuando se recupera se ve rodeado de esferas con arco iris y los símbolos del Reiki, recibió en ese momento la forma en la que debían ser utilizados cada uno de los símbolos, Mikao Usui estaba siendo iniciado.
Tuvo luego de estos veintiún días varias experiencias como la cura de uno de sus dedos que al lastimarlo comenzó a derramar sangre en cantidad y con el uso del Reiki paró la hemorragia. La cura de un dolor de muelas muy fuerte que padecía la mesera de una posada en donde él paró a comer luego de su retiro. Y al volver al monasterio encontró postrado al Lama que le había facilitado todos los textos, con mucho dolor por la artritis que padecía, e imponiendo sus manos en varias sesiones logró curar al monje. A esta energía sanadora Usui le puso el nombre de Reiki, que significa Fuerza Vital Universal.
Hizo prácticas en varios barrios bajos de Kyoto. Comprobó que al hacer estas curaciones solo como servicio, igualmente esos seres no cambiaban de vida ... seguían mendigando y se volvían a enfermar de las mismas afecciones. Comprendió que solo estaba curando el cuerpo físico de esos seres y que no era el camino.
Decidió entonces dar el conocimiento del Reiki como enseñanza, su primer alumno que llegó a la maestría fue Chujiro Hayashi y luego formó a unos veinte más que siguieron en la enseñanza por el mundo. Hayashi abrió una clínica. Una de sus pacientes más renombradas fue Hamayo Takata quien debía ser intervenida quirúrgicamente, ya internada y lista para la operación, escucho una voz que le dijo “LA OPERACIÓN NO ES NECESARIA”, entonces habló con su médico quien con gran apertura aceptó su deseo de experimentar otro tipo de sanación antes de la intervención, él mismo le aconsejó que fuera atenderse en la clínica de Hayashi, en donde fue asistida y se curo totalmente en cuatro meses.
Takata luego de estar un tiempo en Japón aprendiendo las técnicas volvió a Hawai en donde residía. Hayashi viajó a verla y juntos dieron conferencias, talleres e iniciaciones. En 1941 Takata sintió un fuerte llamado de su corazón para ir a ver a Hayashi, él le pidió que ella funde una escuela en América y siga con el conocimiento porque percibía que por la guerra en Japón cerrarían la clínica. A los pocos días Hayashi falleció. Takata y su nieta hicieron una gran difusión del conocimiento permitiendo la expansión del sistema curativo en todo el mundo. Su nieta continúa con la escuela a nivel internacional visitando periódicamente cada lugar.

El Reiki Usui se dicta en tres niveles: primer nivel, segundo, y maestría.

Creo a nivel personal que es el modo más sintético de darlo ya que los tiempos aceleran y el planeta necesita sanación urgente.

Reiki es la energía universal que cura, es una manifestación del amor más puro del gran padre-madre Creador. Este sistema de curación natural y en orden con el cosmos se transmite como antes mencioné a través de la imposición de manos. Con las iniciaciones también llamadas sintonizaciones o alineaciones, el maestro abre canales despejando y armonizando los chakras para que no haya obstrucciones y la energía pueda fluir naturalmente.

Tenemos que diferenciar una sesión de una iniciación. En una sesión el paciente recibe energía universal que armoniza cuerpo, mente y espíritu. El paciente percibe la energía, la puede sentir y a través de varias sesiones (las cuales dependerán de la enfermedad) lograr la curación o armonización deseada.
Al iniciarse en Reiki la diferencia es que la comunicación con el prana, ki o Chi que es el fluido energético universal es continuo e inagotable. La iniciación aumenta la energía vital del terapeuta y le aporta el poder de canalizarla para tratar a otros seres. Cuando un ser que es canal de Reiki está dando una sesión a otro ser, también está recibiendo porque la energía circula por sus canales para llegar al paciente.

Niveles de iniciación

En el primer nivel se experimenta básicamente una auto depuración, armonización y sanación que debe ser realizada por veintiún días consecutivos para lograr una buena sintonización. A partir de ese momento puede atender a otros seres sin dejar de atenderse a sí mismo.

El segundo paso en el camino de aprendizaje del Reiki es la iniciación en segundo nivel en el cual se transmiten al terapeuta en formación tres símbolos que potencian la curación. En los principios del Reiki se usaban aproximadamente 2500 símbolos. Ahora solo se usan cinco o seis, de los cuales tres se dan en segundo nivel.
Cada símbolo es un nivel dentro del camino hacia la iluminación, por lo cual es tan importante meditar sobre cada uno de ellos. En la alineación de segundo nivel aumenta el flujo de energía curativa y el direccionamiento de la misma, de manera más específica a los aspectos emocionales, mentales y kármicos.
Después de recibir este nivel la depuración es de seis meses aproximadamente en donde hay una remoción profunda de emociones no resueltas en el pasado tanto de esta como de otras encarnaciones.En este nivel además de que la curación sea más puntual, potente y direccionada, habilita la posibilidad de la curación a distancia.

En la maestría se profundizan técnicas, se dan los símbolos maestros y se inicia el camino de la iluminación. A este grado llegan seres que dominan la disciplina en los niveles anteriores. En esta última sintonización ya no hay tantos procesos de limpieza sino que se comienza a gozar de las sesiones que son más profundas en recibir y dar.

Sigue a estos niveles el quinto nivel que es definido como la iniciación del Sensei, este es un experto en sanación, sabe como utilizar la energía de curación y también dar enseñanza. Al llegar a este grado el maestro ha demostrado ser un maestro de vida siendo respetado, reconocido y sobre todas las cosas humilde.

Al sexto nivel se accede solo por invitación la cual se realiza en una sola oportunidad por los maestros de séptimo nivel. Los maestros de sexto nivel son maestros itinerantes pero cada vez que son convocados por el grupo del séptimo nivel deben acudir y prestar servicio.

El séptimo nivel lo conforman solo diez maestros en todo el mundo, ellos viven en retiro, son misioneros del servicio de la curación.

El Dr. Mikao Usui más allá del nivel por el cual el terapeuta esté transitando tenía como lema fundamental el siguiente “LA META CON EL USO DEL REIKI ES FELICIDAD, CURACION, E ILUMINACION”.

Los principios del Reiki nos permiten vivir más sanamente, a continuación los enumeramos.

“Sólo por hoy no te preocupes.
Sólo por hoy no te enojes.
Honra a tus padres, maestros y mayores.
Gánate la vida honradamente.
Demuestra gratitud hacia todo ser vivo”.